Conéctate Aprende Finanzas

OUTSOURCING

¿Cómo surgió el concepto de tercerización?

Según distintos autores, el término “outsourcing” fue creado por el economista Ronald Coase. Su evolución pasó desde la contratación de tareas básicas, denominadas de “cuello azul”; hasta la tercerización de servicios especializados y calificados, llamados de “cuello blanco”.

Comparte este artículo

Publicado por ConnectAmericas

Mientras que años atrás la tercerización de actividades empresariales era la excepción, hoy en día parece haberse vuelto la regla en los negocios internacionales: según una encuesta realizada por la consultora Bain & Company, el 82% de las grandes empresas en Europa, Asia y América del Norte tiene algún tipo de acuerdo de tercerización (o “outsourcing”). Y, específicamente, el 51% de ellas terceriza a través de una organización totalmente diferente en otro país, lo que se conoce como “offshore outsourcing”.

Pero, además de los cambios en cuanto a la masividad, hay consenso entre los expertos en cuanto a que la tercerización ha ido mutando en sus características, expandiéndose más allá de lo originalmente esperado. Mientras que antes se exportaban solo ciertas tareas básicas, hoy en día las empresas tienden a tercerizar todo tipo de funciones. ¿Cómo y por qué se dio este proceso?

Cuello azul

Según cuentan tres investigadores de la Universidad de San Pablo -Giao, Oliveira Junior y Vasconcellos-, el origen del término “offshore outsourcing” puede ser acreditado al economista Ronald Coase, quien en 1937 publicó un trabajo sobre esta forma de organización empresarial. No obstante, un artículo de Rose India Technologies ubica el comienzo de la práctica mucho más atrás en el tiempo, con la primera revolución industrial.

Según el profesor Gary Gereffi la tercerización aparece “en la década de 1960, con la proliferación de programas de ensamblado en México

Lo cierto es que los autores suelen coincidir en que el fenómeno adquirió cierta masividad a mediados del siglo XX, recién varias décadas después de la publicación del texto de Coase. Según Gary Gereffi, profesor de la Universidad de Duke, la tercerización aparece “en la década de 1960 con la proliferación de programas de ensamblado en México - los llamados ‘programas de plantas gemelas’-. Una compañía productora de radios a transistores o de autopartes mandaba partes a una fábrica en alguna parte de México, donde se ensamblaban con salarios más bajos, para luego ser exportadas nuevamente a los Estados Unidos como un producto completo”.

Ashok Deo Bardan y Cynthia Kroll, dos investigadores de la Universidad de Berkeley, esquematizan la historia de la tercerización en dos grandes etapas. La primera es la que se inicia, como decía Gereffi, con la división de trabajo entre fábricas estadounidenses y mexicanas, y concierne a los denominados “trabajos de cuello azul” (llamados así por el color del overol de los operarios). Según Bardan y Kroll, “uno de los atributos de la etapa moderna de la globalización para los países industrializados es la producción en el extranjero de partes intermedias, generalmente en países en desarrollo, con costos bajos. La motivación para las firmas estadounidenses ha estado guiada por los bajos costos de producción en el exterior, principalmente en países del este de Asia, como Taiwan, China, Corea del Sur y Malasia; así como por la disponibilidad de mano de obra calificada, la promoción de un ambiente de negocios y la existencia de cadenas de producción y suministro en esos países. Al mismo tiempo,  los trabajos de mayor valor agregado y mejor pagos en gestión, finanzas, marketing, investigación y desarrollo se mantenían en el país de origen”.

Cuello blanco

En una segunda etapa, sin embargo, las compañías comenzaron a tercerizar también estos “trabajos de cuello blanco” (por el color de las camisas de los empleados que los realizaban), yendo más allá de las tareas básicas que se requerían en un principio. En este período, además de tercerizar actividades productivas, las empresas mudaron al extranjero el sector de servicios, en general más calificado. Según el sitio Outsourcing Monitor, “el crecimiento de los servicios offshoring se liga a la disponibilidad de grandes cantidades de infraestructura de comunicación confiable y barata, gracias al boom de la telecomunicación de fines de la década del ‘90. Sumando este factor a la automatización de muchos procesos, se tornó posible modificar la localización real de las tareas de provisión de servicios a otros lugares, con costos más bajos, de un modo teóricamente transparente para los usuarios finales”.

Un artículo del Offshoring Times cuenta que los primeros servicios tercerizados a la India fueron de transcripción médica, pero luego aparecieron otros, como el procesamiento de datos, la facturación y apoyo al cliente. No obstante, el más importante de estos servicios parece haber sido el del software. Bardan y Kroll explican que “el software fue el primer sector de servicios en transferir actividad significativa a locaciones en el extranjero, llevando a la creación de una masa crítica de experiencia y recursos en lugares concentrados, como la ciudad de Bangalore en la India. La rápida diseminación de Internet, las redes transnacionales establecidas por inmigrantes en los Estados Unidos y la liberalización de mercados de economías emergentes crearon las condiciones para un importante boom del outsourcing en la década de los ‘90”.

Otro factor importante que influyó en el crecimiento de la tercerización de servicios fue la inversión extranjera. Según un estudio empírico realizado por Sadhana Srivastava, de la Universidad de Singapur, existe una relación directa entre la Inversión Extranjera Directa y las exportaciones de servicios, dado que ésta última aumenta cuando la primera es mayor. En el caso de la India, el Offshoring Times cuenta que “con el éxito de la industria de desarrollo de software, el gobierno central identificó la tercerización de procesos empresariales como un factor clave para el crecimiento económico y priorizó la atracción de Inversión Extranjera Directa en el segmento, estableciendo Parques Tecnológicos de Desarrollo de Software y Zonas de Exportación Empresarial”.

Comparte este artículo

BIBLIOGRAFÍA

Adams, Patrick. Really Big Business. Duke Magazine. Vol. 91. Nº 2, 2005.

Bardhan, Ashok Deo y Kroll, Cynthia. The New Wave of Outsourcing. Fisher Center Research Reports, Fisher Center for Real Estate and Urban Economics, Institute of Business and Economic Research, UC Berkeley, 2003.

Giao, Paulo Roberto; Oliveira Júnior, Moacir de Miranda & Pinheiro Gondim de Vasconcellos, Eduardo. Services Offshoring and Its Strategic Effects on Value Chains. ANPAD. Brazilian Administration Review, 2008.

Offshoring Times. The Offshore Outsourcing History, 2006.

Outourcing Monitor EU. Offshoring explained.

Rose India Technologies PVT. LTD. History of Outsourcing, Offshore Outsourcing History, Outsourcing Development History.

Srivastava, Sadhana. The Role of Foreign Direct Investment in India´s Services Exports: An Empirical Investigation. The Singapore Economic Review. Vol. 51. No. 2, 2006.

{{'LOADING_COMMENTS' | translate}}...
{{'NO_COMMENTS_YET' | translate}}
{{'TO_POST_A_COMMENT' | translate}}

Otros usuarios también vieron


Cargando...
Inicia sesión en ConnectAmericas
Ingresa el email con el que te registraste
en ConnectAmericas para crear
una nueva contraseña