Conéctate Aprende Finanzas

ALIMENTOS

La nanotecnología también se aplica a los alimentos

La ciencia que manipula átomos y moléculas a una nanoescala está ganando cada vez más presencia en los productos que comemos. Reducir olores, cambiar la apariencia o mejorar la textura de los lácteos son algunas de las aplicaciones que se pueden encontrar en la industria.

Comparte este artículo

Publicado por ConnectAmericas

La nanotecnología se utiliza en una multitud de aplicaciones, desde telas libres de olores y alimentos menos perecederos hasta métodos terapéuticos contra el cáncer. Según el portal de Internet NanOpinion, lanzado por el Programa para Investigación y Desarrollo de la Unión Europea, la nanotecnología significa “ingeniería a muy pequeña escala”. Un nanómetro es la milmillonésima parte de un metro o, como si comparáramos el tamaño de una manzana con el planeta tierra. La nanotecnología se aplica en diversas áreas, entre ellas, alimentos, agricultura, medicina, tecnologías de la información, comunicación, energía y medio ambiente. 

La nanotecnología va a permitir que disfrutemos de productos más saludables, resistentes a enfermedades y menos perecederos

En la actualidad, en el sector alimenticio predomina la utilización la nanotecnología para mejorar el sabor de los alimentos y hacerlos menos perecederos. Además, la revista El Agro detalla que la nanotecnología se ha empezado a emplear en la fabricación de pan de molde con omega-3 procedente del pescado, la mejora de la textura en productos lácteos como el queso, y  el control de los olores de los alimentos. En los alimentos procesados, en tanto, se está utilizando para reducir la cantidad de grasa y sal necesaria para la producción.

Al ser una tecnología relativamente nueva con poca información disponible sobre efectos secundarios, es observada con cierto escepticismo por algunos ciudadanos, gobiernos y ONG’s. Los detractores de los nanoalimentos argumentan que es necesario llevar a cabo más estudios para confirmar la seguridad de los productos derivados de la nanotecnología antes de comercializarlos masivamente. De hecho, la revista Consumer detalla que desde 2008 la Comisión Europea está estudiando la posibilidad de regular todas las aplicaciones de nanotecnología relacionadas a los alimentos para humanos. 

Un artículo de la BBC revela que altos jugadores de la industria alimenticia manifiestan que han llevado a cabo sus propios estudios e investigaciones sobre los efectos y la seguridad de las nanopartículas. Según la publicación, el Comité de Ciencia y Tecnología de la Cámara de los Lores de Gran Bretaña expresó que el problema es la falta de difusión de los resultados al público general para generar confianza y transparencia en la cadena alimenticia.

El futuro de los nanoalimentos

La nanotecnología en la alimentación va a permitir que disfrutemos de productos más saludables, resistentes a enfermedades y menos perecederos. El Agro expone algunos ejemplos de nanotecnologías que se están desarrollando: sensores para el analizar la estado de frescura y estimar la vida útil con precisión; detección y neutralización instantánea de microorganismos patógenos, aditivos, fármacos, toxinas, metales pesados, y plaguicidas; y detección de factores anti-nutricionales y alérgenos. 

Asimismo, se ha avanzado considerablemente en el desarrollo de nanoevases o nanoetiquetados, un método de fabricación empleando nanotecnologías que hace que los envases cambien de color cuando se produce algún deterioro en el alimento. Esto permitiría retirar el producto de la cadena de distribución antes de llegar a la góndola y al consumidor final.

El Agro cuenta que en la Universidad de Rutgers, en los Estados Unidos, expertos están utilizado la nanotecnología para crear alimentos con cualidades medicinales, denominados nutracéuticos. El término tiene su origen en la fusión de los campos de la nutrición y la farmacéutica. Los alimentos nutracéuticos tienen la ventaja de poder ser personalizados al perfil genético y nutricional de cada persona, liberando las moléculas apropiadas y reteniendo otras. 

Desarrollo en América Latina

En la región existen varias iniciativas para la investigación en el campo de las nanotecnologías. En México, el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (CIATEJ) es pionero en el desarrollo de las nanotecnologías aplicadas a los alimentos. El Informador detalla que el objetivo de la CIATEJ es preservar las propiedades beneficiosas existentes de los alimentos, potenciándolas para incrementar su valor de mercado. 

Por ejemplo, el arándano -cultivo estratégico y de alta producción en Jalisco- se comercializa y exporta sin valor agregado. CIATEJ busca incrementar el valor del mismo a través de nanotecnologías que permitan la manipular y potenciar propiedades beneficiosas como los antioxidantes. Se espera que, a través de investigaciones y talleres, los productores vayan incorporando estas nuevas tecnologías.

En la Argentina se está desarrollando el programa NanoPymes, enfocado en cuatros sectores: metalmecánica, agroalimentos, salud y electrónica. Tiene como objetivo convocar a pequeñas y medianas empresas interesadas en incorporar nanotecnologías para mejorar la productividad y competitividad. 

La iniciativa se enfoca en la promoción de la cooperación entre el sector académico y las empresas, facilitando la transferencia de tecnología a través de financiamiento productivo, capacitación y talleres. Está gestionado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, financiado en conjunto con un presupuesto total de 19.600.000 de euros por la Unión Europea y la República Argentina.

Comparte este artículo

Otros usuarios también vieron


Cargando...
Únete
Inicia sesión en ConnectAmericas
Ingresa el email con el que te registraste
en ConnectAmericas para crear
una nueva contraseña