Conéctate Aprende Finanzas

CAPACITACIÓN

Financiación para operar en comercio exterior

Periódicamente suelen presentarse problemas financieros al momento de planificar una operación internacional y ciertamente muchas veces los empresarios son un tanto reticentes a tomar créditos bancarios para embarcarse en nuevos proyectos.

También suele suceder que la capacidad crediticia para solicitar préstamos bancarios se exhibe como un impedimento para las PyMEs que operan en comercio exterior ya que en las líneas de créditos actuales no cuadran, por lo tanto, están un tanto en desventaja con otras firmas de mayor tamaño.

Por ello, dentro de este artículo tratamos de enfatizar en tres herramientas muy utilizadas en comercio exterior para sumarnos a brindar alternativas de financiación a nuestros exportadores, y entre ello, daremos importancia al factoring, el forfaiting y el leasing.

Comparte este artículo

Factoring

A través del factoring el exportador accede a una liquidez inmediata al cabo de su venta a plazo, principalmente se debe a que la entidad financiera compra las facturas de las exportaciones consumadas a la empresa vendedora y su pago lo hace mediante dinero líquido, de esta manera le otorga un músculo financiero para obtener efectivo antes de su vencimiento real y le da a la empresa exportadora la posibilidad de seguir con su rutina diaria que seguramente requiera de erogaciones de dinero constantes. 

Claramente mediante el factoring, el factor, pudiendo ser un banco o bien una entidad financiera, le compra a un exportador de riesgo razonable, es decir adquiere su factura de venta internacional, haciéndose cargo de la responsabilidad del cobro en el exterior.

El factoring se diferencia del préstamo ya que las facturas de exportaciones son vendidas con su responsabilidad de cobro y no son de ofrecimiento como un préstamo adyacente.

Generalmente esta herramienta es utilizada por las industrias que trabajan con una alta estacionalidad porque proveen de efectivo a las compañías para la compra en grandes cantidades de materias primas y le permiten financiar sus necesidades de equipamiento tecnológico y capital de trabajo.

 

Forfaiting

Otra alternativa es el forfaiting, el mismo comprende un concepto muy similar al factoring pero con algunos detalles necesarios para su conocimiento.

Principalmente se aprecia que el forfaiting consta de una venta de obligaciones con un vencimiento a futuro, generalmente originadas por exportaciones de productos o servicios al exterior, donde se ceden los derechos del exportador, de cobrar, a una entidad financiera o banco. Dichos documentos son SIN RECURSO, lo que implica que la entidad financiera recibe pagarés o letras de cambio, asumiendo el riesgo total de impago por parte del importador. Tal es así que esta herramienta suele ser muy útil para financiar exportaciones en los países con un alto riesgo político o económico que pueda generar un impago de la operación.

De todos modos, la compañía financiera suele comprar los documentos solo si el cobro de sus intereses es por adelantado ya que asegura su gestión en una primera instancia y al mismo tiempo le otorga liquidez inmediata al exportador dejándole alternativas de solo dedicarse a seguir fabricando y vendiendo mercancías al exterior.

Si bien ambas herramientas parecen muy similares las principales diferencias radican en que el forfaiting siempre se realiza bajo la modalidad sin recurso, por lo que el riesgo de impago está cubierto en su totalidad. En cambio, en el factoring puede realizarse con o sin recurso, pudiendo negociarse por ejemplo el 80% de la operación.

 

Leasing

Por otra parte, el leasing se presenta como otra alternativa de financiación a las exportaciones, el mismo es un contrato operativo o financiero de locación de un bien económico, que se formaliza entre su propietario (Locador) y el usuario del mismo (Locatario).

Vale destacar que el leasing puede desarrollarse en el propio país o bien en el ámbito internacional, y su principal ventaja es que no requiere recursos propios o créditos para afrontar la compra, ya que solo paga el precio del alquiler en los plazos acordados.

Igualmente, dado que el usuario puede devolver el bien al término del contrato, no corre el riesgo de desactualización tecnológica por la aparición de nuevos productos o modelos, y en todo caso, si es de su interés la compra de ese bien, puede hacer uso de su poder de compra por su valor residual al término del tratado.

Es una alternativa muy oportuna ya que es aplicable a una amplia gama de bienes durables, semidurables y principalmente a bienes de uso, plantas llave en mano o completas, así como a bienes de producción no seriada, como por ejemplo aviones, barcos, plataformas petroleras, camiones, y todo tipo de rodados, entre otros.

 

El portal de MasterCardBiz viene a proponer la creación de un ecosistema exportador para sus clientes, entendiendo que la arista bancaria es de trascendencia para la generación de negocios internacionales, por ello, el hecho de contar con una tarjeta empresarial, además de tener servicios gratuitos de comercio exterior, le da al empresario un abanico de oportunidades para aprovechar sus beneficios y poder ser parte de este proceso tan importante para nosotros. Con MasterCard hacer negocios, es fácil. 

Comparte este artículo

PALABRAS CLAVE

{{'LOADING_COMMENTS' | translate}}...
{{'NO_COMMENTS_YET' | translate}}
{{'TO_POST_A_COMMENT' | translate}}

Otros usuarios también vieron


Cargando...

Inicia sesión en ConnectAmericas

Al crear una cuenta en ConnectAmericas, aceptas
las Políticas de Privacidad y los Términos y Condiciones

Ingresa el email con el que te registraste
en ConnectAmericas para crear
una nueva contraseña