Conéctate Aprende Finanzas

Exportación

Cómo exportar alimentos sin trabas a Corea del Sur

Aquellos establecimientos que cumplan ciertos requisitos y se inscriban en un registro, pueden ingresar sus productos al país bajo un sistema de vía rápida.

Comparte este artículo

Publicado por ConnectAmericas

Main Image

Como tantos otros países, Corea del Sur, uno de los mercados más importantes de Asia, cuenta con estrictos requisitos sanitarios y fitosanitarios para el ingreso de productos alimenticios a su territorio. La Ley Marco sobre Seguridad Alimentaria (Framework Act on Food Security) y la Ley de Inocuidad Alimentaria (Food Sanitation Act) -las principales normas en la materia-, tienen como objetivo principal garantizar la calidad de los alimentos que llegan a las góndolas coreanas. 

Uno de los requisitos establecidos es el de la inspección de los productos: el Korea Food and Drug Administration (KFDA) puede analizar desde la documentación de la mercancía hasta el producto en sí, con contacto visual o táctil, o incluso con estudios de laboratorio.

El Gobierno de Corea creó un registro de importadores: el Sistema de Buenas Prácticas de Importación (GIP Importer)

Con el fin de facilitar la importación de productos elaborados en plantas productoras registradas, el Gobierno de Corea creó un registro de importadores -el Sistema de Buenas Prácticas de Importación (GIP Importer)-, disponible para todos los productores de alimentos del mundo. En estos casos, si la planta cumple con una serie de requisitos, el producto no requiere inspección y puede ingresar al país bajo un sistema fast-track (vía rápida). 

Cómo ingresar al sistema

¿Cuáles son los requisitos? Los criterios para certificar una planta o establecimiento exportador están basados en las buenas prácticas de manufactura (BPM), los cuales incluyen cinco tipos de criterios. 

En primer lugar, los ingredientes y embalajes deben ser tratados de una manera limpia e higiénica; y cuando se realiza una prueba de los ingredientes o embalaje, los resultados deben ser guardados como un registro. 

En segundo lugar, el productor debe cumplir con requisitos de seguridad para las instalaciones de fabricación: deben estar ubicadas a una distancia de 20 metros de los excrementos de animales o químicos contaminantes; o debe existir un plan de protección contra estos contaminantes. Además, el establecimiento debe contar con un buen sistema de ventilación, mientras que el área de trabajo debe estar debidamente separada de las zonas con potencial de contaminación. 

Las áreas de tratamiento de ingredientes, manufactura/procesamiento y empaque deben estar separadas, a menos que todo el proceso se realice automáticamente o las características del producto no lo requieran. Además, las facilidades deben tener un drenaje adecuado para prevenir cualquier contaminación; y los materiales para el piso, paredes y techos deben ser a prueba de agua. 

Las puertas, ventanas, ventilaciones y drenajes deben tener protección contra insectos, ratas y polvo; las superficies de los equipos y herramientas que tienen contacto directo con los pisos deben ser a prueba de agua (acero inoxidable, aluminio, polímero de fibra reforzado y teflón). En tanto, los congeladores, refrigeradores y calefacciones deben tener termostatos que aseguren la temperatura adecuada. 

Los baños deben mantenerse limpios y tienen que estar equipados con áreas para la higiene personal. Los equipos para detectar y remover materiales extraños, tales como los detectores de metales, deben ser operados y manejados de forma correcta. Las áreas destinadas a almacenamiento, manufactura/procesamiento y empaque deben mantenerse limpias. 

En tercer lugar, el establecimiento debe cumplir con ciertos requisitos de higiene del personal. Todo aquel que tenga contacto directo con los alimentos deberá utilizar un uniforme, gorro y zapatos higiénicos y no tener ningún objeto personal durante el trabajo -como anillos y pulseras-, con el fin de prevenir cualquier contaminación que provenga de éstos. 

Además, cuando se ingrese al área de trabajo, la persona debe llevar a cabo la limpieza de sus manos, o la desinfección si es necesario, entre otros métodos preventivos. Por último, las personas que presentan diarrea, supuraciones u otras enfermedades contagiosas no deben manipular alimentos. 

En cuarto lugar, la planta debe seguir ciertos criterios para la administración de la seguridad de alimentos durante su manufactura y procesamiento. Los equipos y herramientas que se utilicen directamente en el proceso de manufactura y procesamiento de alimentos deben estar limpios y pasteurizarse después de su uso. 

Durante el procesamiento de los alimentos, deben ser manipulados de tal manera que se evite cualquier contaminación y propagación de pequeños microorganismos. Los contenedores para desperdicios deben poder sellarse para evitar el escape de aguas sucias u olores. Además, el agua utilizada para el procesamiento y limpieza debe cumplir con los requerimientos de agua potable. 

Los ingredientes y productos finales deben ser almacenados y transportados en la manera y temperatura apropiadas, dependiendo de sus características. 

Por último, deben cumplirse ciertos criterios de seguridad para productos terminados. Éstos deben ser probados por el importador GIP basado en el país de origen y los resultados deben estar disponibles hasta un año después de la fecha de vencimiento del producto. 

El producto final debe almacenarse de manera higiénica con el fin de evitar cualquier contaminación por microorganismos. Asimismo, los ingredientes y el empaque deben ser sometidos a pruebas con el fin de evitar  cualquier peligro. 

Comparte este artículo

{{'LOADING_COMMENTS' | translate}}...
{{'NO_COMMENTS_YET' | translate}}
{{'TO_POST_A_COMMENT' | translate}}

Otros usuarios también vieron


Cargando...

Inicia sesión en ConnectAmericas

Al crear una cuenta en ConnectAmericas, aceptas
las Políticas de Privacidad y los Términos y Condiciones

Ingresa el email con el que te registraste
en ConnectAmericas para crear
una nueva contraseña